Cómo calcular el lomo de un libro

Te ayudamos a calcular el lomo de tu libro

Ya tienes todo listo para imprimir tu libro o catálogo. Y, de repente, surge la duda… ¿Qué lomo tendrá mi libro? ¿Cómo calcularlo?. En La Imprenta CG queremos ponértelo fácil por eso hemos incorporado una calculadora para que el grosor del lomo de tu libro no sea un quebradero de cabeza. Calcular el lomo de un libro es muy fácil. Simplemente tienes que introducir los siguientes datos: número de páginas, papel a emplear, gramaje y el tipo de encuadernación. Automáticamente aparecerá el grosor de la publicación impresa.
información de características presupuestador online
información de características presupuestador online

como calcular el lomo de un libro o catálogo

Qué tienes que saber para calcular el lomo de un libro

La pregunta más habitual en una imprenta es ¿cuanto medirá el lomo de mi libro?. Para conocer la respuesta necesitas saber el número de páginas, el papel a emplear y el tipo de encuadernación. Si la encuadernación es tapa blanda encolada (rústica fresada) el cálculo es muy sencillo y preciso, solo hay que saber el grosor de una hoja y multiplicarlo por el número de hojas, añadiendo 0,8 mm para la portada. Pero si es una tapa blanda cosida (rústica cosida) el cálculo se complica porque hay que tener en cuenta que el papel se pliega formando cuadernillos que se cosen con hilo, con lo que hay que calcular el grosor del hilo, del papel doblado, de la cola… luego a la hora de encuadernar hay máquinas/operarios que prensan más el papel y otras que lo prensan menos. Nosotros hemos preparado una calculadora en base a nuestras máquinas y nuestra experiencia, el cálculo es válido para trabajos realizados en nuestros talleres, si vas a imprimir en otra imprenta te recomendamos consultar con tu impresor. Con la encuadernación en tapa dura ocurre algo similar, si es una tapa dura encolada el cálculo es bastante preciso, porque a la medida del taco interior solo hay que sumarle el grosor de los cartones. Si es una tapa dura cosida, el cálculo es más inexacto, porque depende de los factores anteriormente descritos. A todo lo dicho anteriormente se añade que un papel de un determinado gramaje, en función de cual sea el fabricante puede tener un grosor u otro. Por todo ello pensamos que nuestra calculadora es útil como punto de partida pero te recomendamos que, si vas imprimir en otra imprenta, les pidas que te aseguren cual va a ser el lomo de tu libro en función de sus proveedores, máquinas y hábitos de trabajo.

Términos empleados en el cálculo del lomo de un libro

A continuación te explicamos brevemente qué significan algunos términos que se emplean habitualmente cuando hablamos de calcular el lomo de un libro.

Gramaje del papel

Este es un concepto que se utiliza para hacerse una idea del grosor del papel, aunque en realidad hace referencia al peso que tiene una hoja de un metro cuadrado, normalmente expresado en gramos (g/m2), por ejemplo: un papel de 100 gramos, si pesáramos un metro cuadrado de ese papel el valor que nos daría sería de 100 g. Como se ve, no se define en realidad el grosor del papel, sino su peso. El grosor del papel, en realidad se mide con un micrómetro, y nos indica la distancia existente entre las dos caras del papel, normalmente se expresa en micras (milésimas de milímetro) o en milímetros.

Volumen del papel

El volumen específico, es la relación entre el grosor y el gramaje, es decir, que un papel con más volumen, será un papel más grueso y ligero, y un papel con menos volumen, será un papel más compacto con un calibre más fino y más pesado. Esto depende en realidad de la cantidad de aire que se encuentra entre las fibras del papel, resultado del sistema de fabricación del mismo. Por lo tanto la relación existente entre estos tres conceptos es:
  • El gramaje es igual al grosor dividido por el volumen
  • El grosor es igual al gramaje por el volumen
  • El volumen es igual al grosor dividido por el gramaje
Un ejemplo: Elegimos dos papeles de 100 gramos, uno con un grosor de 180 µm de grosor y otro de 100 gramos con 100 µm, el volumen lo calcularíamos dividiendo el grosor por el gramaje. 180:100=1,8 100:100=1 Por lo tanto aun teniendo el mismo gramaje, el primero tendrá mayor volumen que el otro. Dentro de las definiciones de los papel, se considera un papel volumen al que tiene un valor superior a 1,3 cm3/g.

Técnica de encuadernación

El libro puede ser encuadernado con la técnica del cosido, dicho en grandes rasgos, el libro se divide en cuadernillos, y estos son cosidos con hilo vegetal, o con la técnica del encolado, que puede ser con cola calienta (EVA) o con cola PUR (cola de poliuretano). Hay otros sistemas como son los gusanillos, anillas, wire-o, grapados, etc. que dejamos a parte, pues no son productos que se considere llevan lomo.

Tipo de encuadernación

Los tipos de encuadernación más comunes que podemos mencionar si hablamos de un libro son: tapa dura o cartoné; tapa blanda o rústica. En este apartado, tenemos que tener en cuenta el grosor de los cartones en el caso de la tapa dura y de la cartulina si es rústica.